Historia de Santacara

El rey Pedro I concedió en 1102 a Santacara el fuero de frontera de Caparroso. En 1191, el rey Sancho VI el Sabio dio a la villa un fuero de unificación de pechas en virtud del cual cada casa debía pagar 4 sueldos. En 1210 el rey Sancho VII el Fuerte otorgó un nuevo fuero a Santacara por el que actualizaba la pecha globalizándola para toda la comunidad en 1.400 sueldos. El rey Teobaldo concedió en 1254 a los infanzones de Santacara el disfrute de las hierbas y leña en algunos parajes del rey en la villa y en 1268 sentencio que no pagara herbadgo en el término de Plan Maior.

En el 1447 el Príncipe de Viana concedió el señorío de Santacara a Juan de Beaumont. Sus vecinos se quejaron por los abusos del alcalde y de la princesa Magdalena, tutora del rey Francisco Febo, los restituyo por ello (1479). El monarca Juan EH sentencio que le nombramiento de alcalde pertenecía al rey, a raíz de un pleito entre el pueblo y su señor Gracián de Beaumont (1494). El conde de Lerín se apodero del castillo de Santacara con auxilio de los castellanos (1499). En 1366 contaba con 23 fuegos, 4 hidalgos, que aumentaron a 92 en 1553 para quedar reducidos a 86 en 1646. De 265 habitantes en 1786 paso a tener 416 en 1824 y 446 en 1857. Su iglesia parroquial esta dedicada a la Asunción de Maria. JEH.